Follow by Email

viernes, 12 de noviembre de 2010

El destino de los libros "Enviado por Eduardo Dayán al foro de literatura infantil seva"

Lo peor que puede ocurrir con un libro es que permanezca virgen toda su vida. El libro fue hecho para ser utilizado, amado, devorado. Los buenos libros fueron hechos para ayudarlo a usted a pensar. Todas las grandes conquistas del hombre tuvieron como base muchas lecturas. Usted también puede realizar sus conquistas. Cada vez que usted lee un buen libro, algo cambia dentro de usted. Usted se vuelve un poco más inteligente, está mejor informado y tiene mayor conciencia para mejorar su propia vida y la de los demás. Basta un centímetro de lectura por día para que usted perciba las cosas mucho más adelante. Para que usted pueda ir mucho más lejos. Un buen comienzo es descubrir a Brasil por sus mejores autores. Lea los buenos libros. Los libros que abren los ojos, no los que adormecen. Lea y haga propaganda entre sus amigos. Con cada nuevo lector de buenos libros va surgiendo un país nuevo. Retire los libros de la biblioteca y póngalos en lugar seguro. Delante de sus ojos. Dentro de su cabeza. Lea más. Enriquezca su cabeza. Aviso de publicitarios del Brasil agrupados en el Clube do Criação, que apareció en diarios y revistas brasileños durante 1976.

No hay comentarios:

Publicar un comentario